R E C O R D A R

Si fui acaso leyenda
me salvas del olvido.
G.Quessep

I-

Hoy solo sé que tu recuerdo existe

como una vaga floración febea;

era como soñar en una aldea,

como creer en lo que no dijiste.

 

Era el amor de un estudiante triste

que vive ensimismado en su tarea

y nada sabe de lo que desea,

ni comprende el enigma que lo asiste.

 

Era un amor como las amapolas

que azota un viento rudo y desolado.

era, tal vez, como las mansas olas.

 

Era un amor como las nubes altas,

como pensar que todo se ha esfumado

y que en el mundo de la luz me faltas.

 позиция сайта в поиске googleauto trading binaryчитать смс парня

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *