ANTIOQUIA, PERIODISMO DE PROVINCIA

HERIBERTO ZAPATA CUENCAR (Copacabana 1910-Medellín 1982)

Educador y activo investigador de la historia regional. Es el gran historiador,  posiblemente único, de la prensa de provincia en Antioquia. Es autor de “Antioquia, Periodismo de Provincia” 1981. Conocedor, además, del amplio mundo de la música y del folclor regional. Rescató para la historia hechos, personajes y páginas periodísticas importantes de los pueblos antioqueños. Esta laboriosa faena de investigación, consagra a Zapata Cuencar. Teniendo en cuenta, desde luego, que el periodismo regional en Antioquia, el que ha cumplido estimulantes tareas fuera de Medellín, a favor de las comunidades y sus líderes de los municipios, merece aún varios libros.

Zapata Cuencar publicó, además, “Gonzalo Vidal” 1963, “Cantares Populares de Antioquia” 1979, “Compistores Colombianos” 1966, “Historia de la Banda de Medellín” 1971, “Centenario de Pelón Santamaría” 1966, “Compositores Vallecaucanos” 1968, Monografía Histórica de Sonsón”, etc.

 

ESTE PERIODISMO EN PROVINCIA

En los tan numerosos periódicos y publicaciones en los distintos municipios de Antioquia, se hicieron conocer primeramente futuros escritores, políticos, genuinos hombres de letras y de empresa procedentes de la región provincial antioqueña.

A través de los años iban apareciendo numerosas y variadas publicaciones como medios de comunicación de las autoridades locales, de las entidades cívicas y educativas, de los partidos políticos, de las parroquias, etc.

En varios municipios de la provincia antioqueña, se fundaron y entregaron a los lectores pequeñas y grandes publicaciones periódicas de índole literaria, cívica o política que, generalmente, tenían una existencia corta. Pero a poco, gracias a los idealistas y quijotes, surgían otras, semanarios o quincenarios, así se ha acumulado una montaña de historia muy valiosa de los pueblos fuera de la metrópoli medellinense.

El municipio de YARUMAL, ocupa el segundo puesto después de Medellín en la historia de la activida periodística. Es “La Estrella del Norte”, la publicación que por su larga vida, variedad y calidad de su contenido le corresponde el primer lugar. Recordamos aquí dos épocas de “Estrela del Norte”. En la primera bajo la direción del fundador, el Pbro. Abigail Restrepo, periódico semanal en tamaño tabloide que logró pocas ediciones.

Por 1934 se establecieron en Yarumal los hermanos, jericoanaos, Joaquín Emilio, Fabricio y Pedro Nel Restrepo Montoya. Su primera iniciativa fue la de revivir el semario “La Estrella del Norte”, fundado por su pariente Abigail Restrepo. Se trataba de un tabloide cuyo lema fue: “La conservación del espíritu cristiano en las conciencias, en el hogar, en las relaciones sociales y en las leyes”. Una publicación con ediciones certificadas de 2.000 ejemplares, el mayor tiraje que registra el periodismo en la historia de Yarumal. Semanario que se distribuía cumplidamente en el departamento y en buena parte del país. Lo dirigía, unas veces Joaquín Emilio, culto periodista y severo administrador, otras Fabricio, notable relacionista y experto en artes gráficas. El 12 de junio de 1943, circuló el número 454. Pero aún siguieron apareciendo ediciones hasta 1948″.

En el mismo Yarumal el periódico “La Cruzada” fundado en 1926 por el Pbro. Rafael Yepez. Esta publicación es recordada por sus diez años de vida, y por sus interesantes editoriales.

Allí mismo en 1909, el poeta Francisco Jaramillo Medina fundó La Revista “Diana”. Sólo circularon cinco entregas, pero se recuerda porque en ella se conocieron los primeros estudios sobre el poeta Barba Jacob y se publicaron allí, algunos de sus iniciales poemas como “Carmen”.

En 1942 apareció el interesante semanario literario “Pétalos” bajo la direción de la educadora Luzmila Cuartas Zuluaga. Con el número 100 de 72 páginas se despidió “Petalos” en Diciembre de 1950, cuando su Directora la profesora Cuartas fue trasladada de Yarumal a Medellín.

Del municipio del JARDIN, nos cuenta el historiador del periodismo antioqueño Heriberto Zapata Cuencar: “Juventud”, periódico en Octavo de cuatro páginas. “Fundado por los jóvenes Luis Carlos Naranjo y Jesús Montoya Correa en 1933.  Murió la bublicación al salir la tercera entrega y es bueno que conozcamos el detalle acerca de su desaparición.  Sucedió que por entonces el señor Francisco Velásquez Restrepo, sin duda alguna el personaje más destacado en la localidad, no sólo por ser acaudalado, sino por su generosidad y espíritu cívico, sufrió un ataque apoplético y se le creyó muerto.  Así se registró la noticia en “Juventud”, antes de ser enviados los originales a Medellín para salir por tercera vez.  Dos días después el destacado caballero, ante el asombro de todos, se levantaba de su ataúd, donde se le velaba.  Tres o cuatro días más tarde se recibía en Andes el paquete con “Juventud” y con la fatal noticia de la muerte del caballero aludido.  Los dueños no tuvieron más remedio que arrojar toda la edición al río San Juan y así nadie se enteró de la tremenda equivocación sufrida.  Pero a los jóvenes Naranjo y Montoya no les quedó con qué seguir su cometido. “Juventud” tuvo pues, dos ediciones conocidas y una tercera que nadie llegó a conocer”.[1]

De JERICO, entre muchos periódicos, cuenta  Zapata Cuencar,  es “Patria Nueva”: “el periódico jericuano de más larga vida y el que ocupa puesto de honor entre los de provincia antioqueña.  Fue su fundador y director el señor Ernesto Garcés P. En 1952 Garcés había montado su “Imprenta Liberty” y desde entonces se entregó al periodismo con verdadera devoción.  El 14 de agosto de 1954 salió el número 1 de “Patria Nueva”, cuyo editorial llevó el mismo nombre.  Valía el ejemplar $0,10.  Tamaño tabloide y de 16 páginas, cosa que nadie había hecho hasta entonces.  El número 100 fue de 24 páginas y el 200 tuvo 32.  La empresa periodística no le representaba, prácticamente, ningún beneficio, y se vio obligado a reducir el paginaje a 8 y así alcanzó hasta el número 550, casi único en la historia local.  Al fin de cuentas, este hombre incansable tuvo que desistir de su empeño porque se estaba arruinando y en abril de 1972 se trasladó con su imprenta a Medellín”.[2]

Sobre “Aura del comienzo” publicación de SAN PEDRO, nos cuenta Zapata: “A principios del presente siglo el joven Luis López de Mesa, que más tarde se destacaría en forma tan notoria en las letras nacionales, fundó una Sociedad o Tertulia literaria, a la que dió el nombre de “Aura del Comienzo”, parece que por insinuación del párroco de la población Pbro. Laureano López de Mesa, su tío.  A ella ingresaron los elementos más notables del pueblo encabezados por el párroco, Carlos Escobar, Rafael Mazo, Rafael Mazo C., Jesús María Espinal, Emiliano Berrío.  Se convino fundar un periódico manuscrito, el que sería redactado y dirigido por el futuro doctor Luis López de Mesa y cuyo nombre sería el mismo de la agrupación”.[3]

En relación con el variado y fecundo periodismo del municipio de SANTA ROSA, nos rela esto el historiador citado: ” Una vez posesionado el segundo Obispo de Santa Rosa Ilsmo. Sr. Miguel Angel Builes, estableció un periódico que habría de ser el órgano oficial de su jurisdicción eclesiástica y que reemplazaría al que había, “El Católico”.  Fue “El Adalid” el que puso bajo la dirección del Pbro. Jesús María Urrea y surgió a comienzos de noviembre de 1924.  El número dos apareció el 13 de ese mes.  Tamaño tabloide.  Otro de sus directores, y por largos años, fue el Pbro.Gabriel Velásquez.  “El Adalid” fue el periódico de más larga vida en Santa Rosa y ocupa puesto muy destacado en la prensa de provincia en Antioquia. El 12 de Junio de 1937 circuló el número 605, pero aún siguió otros años más.”[4]

En ABEJORRAL, circuló “Ecos de Abejorral” entre 1930 y 1937. En la Biblioteca Nacional, se pueden ver ejemplares de esta publicación periodística.

En el Municipio de Antioquia, Santafé de Antioquia, el periodismo local ha tenido amplia acogida a través de su historia. “La Miscelánea de Antioquia” apareció 1835, bajo la dirección de José María Martínez Pardo. Alcanzó 43 ediciones. Mas tarde, apareción en Medellín dentro de una segunda etapa.

Asi mismo, se publicó en este municipio la Revista “Antioquia Histórica” entre 1924 y 1944. En su segunda época a partir de 1972, bajo la dirección del doctor Benjamín Pardo Londoño.

“El Monitor” a partir 1885 bajo la dirección del jerarca José María Rodríguez, se conservó activo once años, hasta 1996, 126 ediciones. Vida larga y bien servida.

También circuló aquí “La Cátedra” fundada en 1921 por los educadores Luis Velásquez y Carlos Villa. Años después esta interesante publicación estuvo dirigida por Pedro A. Martínez y como órgano de la Juventud Católica.

“El Historiador” apareció en 1910, dirigido por Roberto Munévar. A partir del número 4 quedó bajo la dirección de Miguel Martínez y Fernando Gómez Martínez, hasta 1915. Periódico éste realmente interesante por su continuo valioso contenido.

En el Municipio de CALDAS apareció “El Esfuerzo” en 1915, bajo la dirección de Francisco Correa Posada. Alcanzó más de 1600 ediciones con circulación en todo el departamento.

En el municipio de ENVIGADO, donde como en todos los municipios, con frecuencia aparecen nuevas publicaciones que reemplazan otras que fueron de vida breve, destacamos la “Opinión” fundada en 1959 y alcanzó 126 números y tuvo como directores a Hernando Botero Barrera y Mario Hurtado.

En FRONTINO y bajo la dirección de Juan B. Martínez apareció en 1894, “El Colono de Occidente”, que tuvo pocas entregas pero se le considera el decano de los periódicos frontineños.

En Manglar caserío del municipio de GIRALDO, se editaron y aparecieron en 1936 los primeros cinco números de la Revista “Almas” iniciativa de la Madre Laura Montoya. “Almas” en 1961 ya se editaba en Bogotá con un tiraje superior a 4.500 ejemplares.

En MARINILLA, entre un centenar de publicaciones de distintas épocas, destacamos “El Estímulo”, un quincenario cuya primera entrega es del 9 de Septiembre de 1906, bajo la dirección de Lino Acevedo y Jesús A. Hoyos.  En 1910 apareció el Número 33. Fue una publicación eminentemente cultural y orientadora.

También recordamos de Marinilla “El Reconciliador Antioqueño”, considerado el decano de los periódicos de esta ciudad, impreso por Manuel Antonio Balcázar en 1831.

En ANGOSTURA, se recuerda la publicación “El Trabajo”, fundada en 1902 y dirigida por Miguel Angel Osorio (Porfirio Barba Jacob). Se conservan aún ejemplares como el 10 y 11, salidos en una entrega en Marzo de 1903.

En APARTADO fue fundada “La Noticia” en 1973, dirigida por Arturo Roldán y Jaime Henríquez. Parece que aún “La Noticia” es noticia.

De BARBOSA se pueden ver en la Biblioteca Nacional ejemplares del semanario “Anhelos”, correspondientes al año de 1934 y dirigido por Luis Adolfo Ramírez.

“Bello al Día”, un tabloide que vio la luz el 26 de Octubre de 1968 en BELLO, interesante publicación periodística fundada por Fernando Gómez Pérez, dirigida después por Emilio Peláez.

En CIUDAD BOLIVAR, se conoció en 1931 el primer número de “El Libertador”, dirigido por Ricardo González y alcanzó hasta 102 ediciones. En 1979 un grupo de personas entusiastas revivió la publicación para ponerla al sevicio de los intereses de la localidad.

En CAÑASGORDAS, recibió por primera vez las caricias de sus lectores en Octubre de 1941, la revista mensual “Liceo Departamental”, orientada por Nicolás Gaviria Echavarría. Bella revista por su presentación y su interesante contenido.

Al servicio de CISNEROS, cuando Cisneros era todavía corregimiento, alcanzó un número de 47 ediciones “Vida Libre”, publicación funda en 1918.

En 1978 aún circulaba en COCORNA “El Luchador” periódico fundado en 1938 por Alvaro Herrera.

A partir de 1939 circuló en COPACABANA el periódico Ariel dirigido por Iván Hernández Duque. A partir de 1955 en su segunda etapa “Ariel” continuó su tarea por varios años más, bajo la direción de Enrique Correa y la Redacción de José Longas Isaza.

Al servicio de la cultura y el progreso de GIRARDOTA, apareció en 1947, “Ecos de Girardota”, quincenario fundado y dirigido por Francisco Sierra Jaramillo y Neptalí Jiménez Jaramillo. En 1961 se inició la segunda época de esta bien orientada publicación, que concluyó sus tareas en Abril de 1963.

La revista “El Cocuyo”, muy interesante por su contenido y bella edición, apareció en LA CEJA en Noviembre de 1952, dirigida por Juan Pablo Bernal. En Diciembre de 1973 circula el número final de 38 páginas.

“El Amanecer” es el único periódico que ha tenido MONTEBELLO. Fue fundado en 1946 por  el abogado Gerardo López Cossio. Se le conocen hasta 76 ediciones.

RIONEGRO, que es la cuna de la imprenta en Antioquia, ha tenido numeroso periódicos y revistas. “La Mañana” fue fundada en 1907 por Germán Salazar, Ricardo Botero y Luis Eduardo Franco. Su tarea fue de 144 rdiciones, la última el 21 de Enero de 1967.

El periodismo en el municipio de SANTUARIO, tiene una rica y bella historia por la cantidad y calidad de las publicaciones a partir de 1882 cuando se tuvo la primera imprenta. “El Aldeano” es el decano de los periódicos impresos allí. Quincenario cuyo primer número apareció en septiembre de 1882.

En SONSON, tiene una bella historia el periodismo. Por su calidad, tenacidad y servicios a la comunidad. Sobre la publicación periódica “La Acción”, por ejemplo, leamos al historiador Heriberto Zapata, dice: “Es el decano de los periódicos de provincia en Antioquia.  Fue fundado como órgano de la Sociedad de Mejoras Públicas y el 27 de abril de 1918 circuló el número uno.  Primer director, don Emiliano Jaramillo Alvarez y primer administrador, don Clímaco Alvares Isaza.  Tamaño tabloide, comenzó con ediciones de cuatro páginas que más tarde aumentó a ocho.  El 12 de abril de 1924, al llegar al número 100, lanza una edición extraordinaria de 28 páginas.  El 11 de agosto de 1928 circuló el número 300, de sólo doce páginas.  Tuvo un largo receso desde 1933 y reaparece el 21 de agosto de 1937.  Al terminar ese año llegaba al número 506.  A fines de 1950 se conoció el número 1.050.  Su llegada a las 1.000 ediciones había pasado casi desapercibida pues fue una edición de apenas 18 páginas;  esa edición había sido la del 4 de junio de 1949.  Desaparece “La Acción” a fines de 1950,  casi diez años, a tal punto que muchos creyeron que no volvería a circular.  Pero el 9 de septiembre de 1961 resurge vigorosa en el número 1.051 y desde entonces hasta hoy, ha seguido sin tropiezo alguno.  En 1978 celebró sus 60 años con el número 1.443 y en diciembre de 1980 llegó al número 1.500.  Muchos han sido sus directores, pero entre todos es preciso destacar al señor Néstor Botero Goldsworthy que la tuvo por espacio de 16 años.  “La Acción” es el único periódico de pueblo en Antioquia que continúa saliendo en su imprenta propia con métodos antiguos que hacen su aparición más meritoria.”

Allí mismo en SONSON, “Aures”, un tabloide fundado en 1923. No figuran directores, pero si como administradores Antonio Alvarez Restrepo hasta el número 10, y Alfonso Cadavid Uribe y Cristóbal Uribe Gómez en los número siguientes. “Capiro”, semanario de carácter literario, apareció en mayo de 1898, en distintos momentos bajo la orientación de Joaquín Antonio Uribe y Patricio Cadavid. Es considerado el decano del periodismo impreso en la historia del periodismo sonsoneño. Su primera época concluye en 1899 y en el número 66. Reaparece en 1906 dirigido por Francisco Montoya. Con la edición 104 en 1907 concluye sus labores.

“El Taller”, apareció en 1926 dirigido por Jesús Londoño Botero. En Octubre de 1931  circuló la edición número 187. Reaparece “El Taller” en 1943 bajo la direción de Jesús María Salazar. El número 80 de la segunda época circuló el 2 de Diembre de 1944. Néstor Botero es el fundaor en 1978 de la Revista “Pregón”, órgano del Centro de Historia de Sonsón.

En YOLOMBO circuló a partir de 1937 “La Montaña” dirigido por Pedro Pablo Martínez y terminó actividades, particularmente de difusión política en 1941.

Finalmente, recordamos en ZARAGOZA el interesante y uno de los pocos periódicos que allí han nacido: “La Antorcha”, que circuló por primera vez en Julio de 1862. Al respecto, Zapata Cuencar en su grácil estilo, nos dice: “El número 8 es del 27 de Septiembre del mismo año, 1862, y parece que allí se apagó “La Antorcha”.



    [1]  Heriberto Zapata Cuencar ANTIOQUIA,PERIODICOS DE PROVINCIA,  (Editorial Lealón Medellín 1981)            Pág.50

    [2] Ibidem, pág. 57

    [3] Ibidem, pág. 83

    [4] Ibidem, pág. 86

полигон ооомаркетинговые исследования в интернетекачать

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *