11. CIVILIDAD

En traje de gran ocasión
está en el parlamento
sombrero en mano,
amplio hemiciclo
la inspiración
aplausos
los grandes murales
su evangelio libertario
más la gloria coetánea.

Palabra elocuente
cálida en sus dintornos
apremiante en su demanda
respetuosa en sus formas
apodíctica en su contenido.

Y les platica
como a los congresistas
de 1.821:
“Prefiero el título de ciudadano
al de Libertador,
este emana de la guerra,
aquel emana  de las leyes”.

El mejor elogio:
buen ciudadano,
útil a la patria.

Enseña:
generosidad con el presente
imaginación frente al futuro
y gratitud
limpia gratitud
con la generación de los patriotas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *