A MELVA

Esta muchacha es un capullo,

es un ensueño, es una flor;

es la dulzura de un arrullo

de melodías y de amor.

 

Esta muchacha ritmo y prosa

fiel jardín del amanecer,

es un perfume, es una rosa

en el brocal del rosicler.

 

Y es una leve epifanía

de jubilosa juventud,

ebria de luz y de alegría

bajo serena plenitud.

Y es el preludio delirante

del don humano de cantar,

bajo la pompa deslumbrante

del resplandor canicular.

 

Ella es la paz en los trigales,

ella es la dicha de vivir;

ella es la danza en los umbrales

de un amplio día de zafir.

 

Esta muchacha es un capullo

es un ensueño, es una flor;

es el trasunto de un arrullo

de melodías y de amor.

 

Ella es la novia en primavera

de un universo siempre azul,

con ella vive y loco impera

claro alborozo de oro y tul.

 

Esta muchacha es la ternura

que floreció la claridad,

y es la esperanza nueva y pura

de una apacible eternidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *