9.- Rol del ensayismo y del periodismo científico

Estamos de acuerdo en que el gran rol del ensayismo, de una amable literatura de ideas, es el de llevar a las grandes masas, rotundas y claras nociones sobre las nuevas y reveladoras teorías. Sobre los avances tecnológicos y sobre aquellos esenciales y últimos conocimientos y descubrimientos, capaces todos ellos en conjunto y de manera particular de enriquecer la inteligencia y el destino del hombre y de señalar metas de progreso y desarrollo a las comunidades. He allí la gran misión del periodismo en los artículos ensayísticos diarios.
Un ejemplo clásico de los alcances del ensayo moderno lo enseñó a principios de siglo, en España y en el campo de la filosofía, José Ortega y Gasset, hijo de José Ortega Munilla fundador y director de varios periódicos. Preocupado Ortega y Gasset por el enfrascamiento total de la filosofía hispana en los esquemas tradicionales del pensamiento, y conocedor de los avances de la filosofía europea, particularmente de la alemana, se dedicó en consecuencia al estudio en su idioma original de Kant, Hegel y Leibniz etc, para, así, entregar una noción exacta en un lenguaje digno y claro a los lectores e investigadores españoles, con énfasis en los ámbitos universitarios y profesorales, a través de conferencias, que eran verdaderos ensayos, y en ensayos como artículos de prensa. El remosamiento del pensamiento filosófico español no se hizo esperar. Los estudiosos del genio hispano en el presente siglo, lo suelen atestiguar y evidenciar.
Francisco Romero en su libro de ensayos “Ortega y Gasset y el problema de la jefatura espiritual” resume así este hecho:
“El clima que encuentra Ortega en Alemania, la impresión que recibe en el ambiente intelectual al cual se incorpora, deben de haber sido decisivos, no sólo para su formación como filósofo, sino también para la actitud que poco a poco irá asumiendo a su regreso al solar nativo, para el refuerzo y el estímulo de una vocación magistral que sin duda era connatural en él. Su viaje a Germania era, la tercera peregrinación de hispánicos a la Meca de la filosofía moderna, para beber en su fuente y transportar a España los saberes que se consideraban entonces convenientes para corregir el raquitismo de la cultura nacional.”(9).

La historia de la transformación española, de su evolución política, del proceso de universalización de sus actitudes, de su entrada a las expectativas del mundo moderno en las últimas décadas del siglo XX, son sin lugar a dudas fruto de este fecundo trabajo de transferencia de métodos de pensamiento y de elevadas y desconocidas posiciones intelectuales.
Cosa semejante a lo anterior ha ocurrido, con más dinámica y pragmatismo, en el Imperio del Sol en estos últimos veinte años. Todo como fruto en buena parte del periodismo científico y del ensayo serio de divulgación hasta colocar al Japón a la cabeza de los países más prósperos y desarrollados del planeta, dentro de un masivo proceso de transferencia de conocimientos y tecnologías. Vale recordar, por otra parte, lo que era esta nación asiática desconectada del mundo, antes del emperador Mutsu Hito y, del paso despertador del General Douglas MacArthur por el Pacífico, cuando se inició una apertura con amplias miras ecuménicas y de una actualización científica asimilada y superada por el genio del pueblo nipón.

C O N T E N I D O

1.-Pretexto más que texto
2.-Mejor el Ensayo…
3.-Cuidado con los Best-Seller
4.-Clases de Ensayo
5.-El Ensayo periodístico
6.-Superioridad del Ensayo sobre otros géneros
7.-La influencia del escritor público
8.-Ensayismo y su mecanismo de penetración
9.-Rol del ensayismo y del periodismo científico
10.-Concisión y claridad del lenguaje
11.-Ensayo periodístico y recursos literarios
12.-La sapiencia de Alberto Lleras
13.-Pensar bien y cómo
14.-El arte de dosificar
15.-Otra regla: un poco de gracia
A manera de conclusión

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *