De Antonio Cacua Prada

“Me parece verlo llegar a esta cita, con su pausado andar, su indescifrable sonrisa y su mirada inquisidora y penetrante, porque así era Héctor Ocampo Marín, el pereirano que vio la luz primera en la casa solariega de don Pedro Ocampo Castro y doña Rosita Marín de Ocampo, el viernes 10 de agosto de 1928. Faltándole 5 días para cumplir los 82 años se nos anticipó en el único camino inevitable y cierto, y nos precedió en la fe y ahora duerme el sueño de la paz. Regresó en este 72 aniversario de la fundación de Santafé de Bogotá,  a “La Ciudad maternal que con las alas abiertas siempre acoge a los hijos de esta Colombia eterna”, como él mismo lo cantara. ”

http://www.cronicadelquindio.com/noticia-noticia_opinion-op-2255.htm.htm.htm3д порно анимепосуда чугунная биолплюсмо

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *